jueves, 7 de junio de 2007

La estupidez humana (I Parte)


Esto que aquí publico no es, ojalá lo fuera, un ensayo sobre la estupidez nacido de mi pluma. Es un copypaste de un trabajo del prestigioso economista Carlo M. Cipolla, profesor emérito de Historia Económica en Berkeley (EE UU).


Este pollo ha publicado su obra íntegramente en inglés, excepto dos libritos. Uno de ellos se llamaba Allegro ma non troppo e incluía un completo estudio sobre la estupidez humana.


Postulaba que la sociedad se divide en cuatro clases de personas:


Los Incautos: (También llamados desgraciados, según la tradución) Individuo que realiza una acción (es decisivo que sea él quién la inicie), cuyo resultado es una pérdida para él y una ganancia para los demás.

Los Inteligentes: Individuo que realiza una acción de la que obtiene provecho y, además, beneficia al resto del grupo o de l asociedad. Una persona inteligente puede alguna vez comportarse como una incauta, como puede también alguna vez adoptar una actitud malvada. Pero, puesto que la persona en cuestión es fundamentalmente inteligente, la mayor parte de sus acciones tendrán la característica de la inteligencia.

Los Malvados: (O bandidos) Individuo que consiguie una ganancia causando perjuicio a los demás. Existen diversos tipos de malvados; el malvado perfecto es aquél que con sus acciones causa a otro pérdidas equivalentes a sus ganancias. Otro tipo de malvados son aquellos que obtienen para sí ganancias mayores que las pérdidas que ocasionan en los demás, esos son deshonestos y con un grado elevado de inteligencia, pero la mayoría de los malvados son individuos cuyas acciones les proporcionan beneficios inferiores a las pérdidas ocasionadas a los demás. Este individuo se situará muy cerca del límite de la estupidez.

Los Estúpidos: Es la peor de todas. Es la persona que, con sus acciones, causa un perjuicio para la sociedad o el grupo y, a la vez, se daña a él mismo. De los desastres ajenos no obtiene ningún beneficio. Los estúpidos son impredecibles, lo que les hace mucho más peligrosos. Las leyes de la lógica pueden manipular a un incauto o prever a un malvado, pero nada pueden hacer con respecto a los estúpidos, regidos por normas que ni ellos conocen.

EL PODER DE LA ESTUPIDEZ

Como ocurre con todas las criaturas humanas, también los estúpidos influyen sobre otras personas con intensidad muy diferente. Algunos estúpidos causan normalmente perjuicios limitados, pero hay otros que llegan a ocasionar daños terribles, no ya a uno o dos individuos, sino a comunidades o sociedades enteras. La capacidad de hacer daño que tiene una persona estúpida depende de dos factores principales: del factor genético y del grado de poder o autoridad que ocupa en la sociedad.

Esencialmente, los estúpidos son peligrosos y funestos porque a las personas razonables les resulta difícil imaginar y entender un comportamiento estúpido. Desde luego, esto no es justo, pero es racional, y si es racional uno puede preverlo.

Con una persona estúpida todo esto es absolutamente imposible. Una criatura estúpida os perseguirá sin razón, sin un plan preciso, en los momentos y lugares más improbables y más impensables. No existe modo alguno racional de prever si, cuándo, cómo, y por qué, una criatura estúpida llevará a cabo su ataque. Frente a un individuo estúpido, uno está completamente desarmado.



No quiero abrumaros, mañana, más.






Turbo Tagger

12 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

George Bush, ¿es estúpido o malvado?

Los que votan a la Teo, son o estúpidos o malvados.

maribel dijo...

Todos conocemos de primera mano a algún estúpido.
pero, la pregunta es dónde estoy yo? Seguramente, la mayoría de la gente se calificaría como inteligente...
Yo espero serlo, pero reconozco que, en alguna ocasión, soy muy estúpida. Me he hecho daño a mí y a los demás.... pura desgracia la mía (o estupidez), claro

Andres G. Latorre dijo...

Pronto se publicarán los añadidos a esta ley.

No saldremos bien parados.

FBA dijo...

Para no ser ni estúpido, ni malvado, me voy a hacer vegetariano, voy a comprar LA VOZ y voy a votar a Rafael Román, aunque ya nose presente, en las próximas municipales.

FBA

charpa dijo...

Leyendo esto, estaba esucanxo de fondo el puto regetton q escuxa el angango de mi hermano,la canción dice "canaria soy y traigo salsa con reggetton...", puede haber algo más estupido de un cantante de regetton... yo creo q todos son vegetarianos y q votan a la Teo xq "la hijaputa tunnea la ciudad con esos maceteos to wapos"

Un saludo a todos los q comen normal, FUERZA Y HONOR

Andres G. Latorre dijo...

El ser no malvado ni inteligente por excelencia, lamento adelantarlo, es el que firma al principio y al final.

FBA dijo...

Yo firmo cuantas veces me sale de la minga. Yo me llamo FBA, mi nombre es FBA, a mí se me resppeta, coño.

FBA

MIGUELÓN dijo...

creo que habría que hacer un quinto grupo, los charpas.

En él incluíamos a Charpa y al doctor zoidberg

Andres G. Latorre dijo...

El charpa ni se crea ni se destruye.

Fr3na dijo...

Sólo se transforma en Stroh 80º

MIGUELÓN dijo...

pero no le discutas si quiere una cerveza...

Andres G. Latorre dijo...

Yo una vez lo hice y...