domingo, 21 de octubre de 2007

Imposibles


El sábado 20 de octubre falleció nuestro amigo y compañero Juan Antonio Cebrián. Nos enseñó a amar Roma, a respetar Gaia, a ver a los duendes, a pensar...

Juan Antonio, gracias. Volveremos, y seremos millones.
(En la fotografía, en medio con bigote, como Fredddie Mercury)

Technorati Tags:, , ,
Generated By Technorati Tag Generator

5 comentarios:

Maribel dijo...

No me lo puedo creer. Me da una pena muy grande. Me encantaba escucharlo, aunque lo hacía menos que tú. Gracias a ti por descubrirmelo. Por cierto, se va sin saber quien ganaba hoy en la F1.
¿Será verdad que los mejores se van antes?
Espero que puedan retomar el programa, sería el mejor homenaje que podrían hacerle.
Se hacía querer, jeje, cuando hablaba de su hijo, de las cosas que le gustaban... Es curioso la radio, parece que llegas a conocer bien a esa persona, como si no fuera extraña.
Besos,

MIGUELÓN dijo...

Apenas lo escuché, aunque mucho me hablastéis de él.
Una pena, podría haberse muerto Losantos.

Mi homenaje a Cebrián, como persona culta y friki que era.

Anónimo dijo...

Hola a todos:

La verdad que ha sido un palo, el domingo pasado taba escuchandole decir que se habia pasado toda la tarde viendo la peli de ratatuil con su hijo, mientras Bruno Cardeñoza hablaba del concierto de Heroes en Zaragoza.

Y derrepente me entero que un infarto le partio el corazón. Con su voz nos hizo viajar x el tiempo, Edad Clasica, edad media, renacimiento, el Londres victoriano. Al igual que otros grandes no t olvidaremos, no habrán suficientes ataudes de hierro, de plata, de oro, para enterrar tu legado.

Descanse en Paz nuestro amigo y compañero Juan Antonio Cebrián.

Sigo siendo el charpa

Andres G. Latorre dijo...

Encantado y feliz, como una lombriz, el más grande. Arropando noches, acompañando en viajes, rockero napoleónico.

Anónimo dijo...

J. A. C. era un faro, uno de los pocos que quedaban, y se ha apagado dejando a oscuras a miles de personas. No necesitamos a millones, sólo a unos pocos como el gran Cebrián, su ilusión, su humildad y alegría.

Hasta siempre, descansa en paz y vuelve cuanto antes!