martes, 19 de agosto de 2008

Cordobesaurios


¿Y os acordáis de Séneca? Muchos lo recordaréis como un hombre humilde, equidistante del ecleticismo sapiencial y de la austeridad estoica. Pues todos nos equivocamos. El cordobés togado amasó una de las mayores fortunas de la época. Su capital era incalculable, y no le dolían prendas en gastarse en lujo todo lo que podía. Una de las fuentes de riqueza era la especulación, habida cuenta de su estrecha relación con el poder (fue tutor de Nerón).

Eso sí, esto no desmerece su obra. Sus citas, alejadas de su ejemplo, son un pequeño tesoro. Cuando le llegó el chico de Seur 10 con el mensaje de Nerón de que le iban a meter un frigodedo en el culo por estar vinculado a la conjuración de Pisón contra este César el filósofo andaluz se lució. Se cortó las venas de muñecas y corvas en un baño de agua caliente, evitando así el gusto a Nerón de condenarle.

Una frase de su sobrino Lucano: "Los hombres temen a los mismos dioses que han inventado"

1 comentario:

maribel dijo...

Me es imposible leer esto sin pensar en la calle Lucano, el equipo de fútbol Séneca, o el instituto de secundaria....
Hay Córdobaaaaaaa