sábado, 4 de octubre de 2008

Sentados sobre calabazas


Cada vez que uno sale a vivir por la noche y, por causas y azares, todo se vuelve magia, es bueno recordar la frase de Las mil y una noches:

"En este punto de su narración, vio Schehrazade que iba a amanecer, y se calló discretamente, sin aprovecharse más del permiso".

También aplicable la frase de Bunbury: "Todo se olvida al despertar".
Como orcos, lo que nos mata es la luz del sol.



3 comentarios:

DraGoNBaBy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MIGUELÓN dijo...

la mejor es la de "amanece, que no es poco"

Latorre dijo...

Gracias!!