martes, 11 de noviembre de 2008

Homenajes que matan


Cuando yo me muera quiero que me hagan una estatua gigante al estilo de Bender, pero no que den mi nombre a nada. Te puede pasar como al científico Alexandre Yersin.

Yersin, médico y bacteriólogo suizo (1863-1943), identificó el bacilo causante de la peste negra. Desde entonces, el nombre científico de la peste es Yersina Pestis. No quiero para mí honores parecidos (¿os imagináis que le ponen Andresis Errata a un tipo de fallo lingüístico?)

2 comentarios:

maribel dijo...

jajaja muy bueno! Besos desde Tanjah!

MIGUELÓN dijo...

O "charpa ortogrñafica".

Lo sé, Migue, cabrón come carne...