domingo, 9 de agosto de 2009

Héroes


Porque realmente la heroicidad se alcanza cuando hasta tus enemigos te rinden honores.

Tal es el caso de Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen, más conocido como Barón Rojo. Durante la I Guerra Mundial abatió con sus santos huevos a 88 aeroplanos enemigos (bueno, fue su unidad, pero démosle vidilla a la historia).

Finalmente, lo derribaron los aliados, que se encargaron de darle sepultura con honores militares. Es más, en su entierro su ataud fue llevado a hombros por militares británicos y soldados australianos dispararon salvas en su honor.

4 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

Para mi un heroe es aquel que se reta a sí mismo, a sus miedos y a sus limitaciones. El que derriba aviones es, a pesar de las circunstancias, un asesino.

Y para una heroína es aquella que se cargó a una generación de españoles.

Un heroe para mí es alfredo landa, y una heroína son el psoe y el pp.

Anónimo dijo...

Y entre alemán y alemán que abatía, creo un grupo de “Peluos Maricones”. En el que daba su versión particular de lo que ocurrió entre Caín y Abel, Nunca estuve más de acuerdo con un borrico con melenas.

http://www.youtube.com/watch?v=QXoFeK-82WY

Charpaaaaaaaaaaaaanteeeeeeee

Latorre dijo...

¿?¿?¿?¿?¿?¿?

Anónimo dijo...

yo es por cargarme el artículo básicamente, tu sabes Latorre por joder...

Charpanteeeee