martes, 8 de septiembre de 2009

Necesito friquear

La belleza no nace de los salones refinados de los reyes, ni de las playas silenciosas de los poetas. Ni siquiera de los tangas de las hadas de discoteca. La auténtica belleza nace de lo freak, de lo inesperado, de lo absurdo y grotesco pero a la vez tremendamente sincero.

Toda esta palabrería se resumen en este vídeo de Extremoduro. Una ironía sobre cómo la droga puede cargarse precisamente una canción que habla de la droga (y el amor). Cómo una explosión de sentimientos en cada verso queda ridiculizado por los personajes que bailan, como Homer en el bar, detrás del rey de Extremadura.



9 comentarios:

DraGoNBaBy dijo...

solo digo que tienen pinta de oler muy mal... *:S

DraGoNBaBy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MIGUELÓN dijo...

Robert huele a humanidad por los cuatro costados

Anónimo dijo...

Ander tenemos que ir a un concierto de Extremoduro, antes de que el Robert no pueda ni cantar.

Charpanteeeeee

Latorre dijo...

Ya no puede ni cantar, pero debemos ir.

MIGUELÓN dijo...

sí, siento el poder del anillo y de la fuerza a la vez, debemos ir

DraGoNBaBy dijo...

PERO ID CON MASCARILLAS!!!
no vayais a coger la gripe cochina...

TiNePaS dijo...

Recordar que...va subir la marea...y se lo va llevar todo.


Fuerza y Honor

Latorre dijo...

No veas si siento la fuerza... yo creo que soy un toro. (Venga, os lo he puesto muy fácil)