jueves, 1 de octubre de 2009

REALIDAD DISTORSIONADA

Todos recordareis el episodio en el que los Simpsons hacen una fiesta en casa, Homer la coge mortal, la lía y al día siguiente cuando Marge le pregunta si recuerda cómo la lió, él, en cambio, recuerda la fiesta como un nirvana del intelectualismo.

Pues bien, en el siguiente vídeo, una inocente marioneta muestra cómo bailamos muchos, sobre todos los frikis sin sentido del ritmo, del equilibrio y, sobre todo, del ridículo, cuando practicamos la ingesta masiva de alcohol.



Al día siguiente, cuando nos preguntan qué tal el baile, creemos recordar esto...

4 comentarios:

Latorre dijo...

Joder, entonces no era verdad cuando me puse a bailar con esa rubiaca?

MIGUELÓN dijo...

Sí, si cambiamos bailar por restregarse y rubia por farola oxidada encendida.

DraGoNBaBy dijo...

jajajajajajaja

con todos mis respetos, ese muñeco baila mucho mejor que cualquier borrachiyo cervecero...

Anónimo dijo...

Marina me has quitado la palabra de la boca.

Por que los borrachos, frikis y sin sentido del ritmo, grupo en el que nos encontramos la mayoria de las personas que escriben y leen este blog, consideremos bailar a apoyarnos en la barra del bar con una cerveza y mover el píe de manera aritmica.

Yo mataria por bailar como la marioneta del video.

Por cierto Andrés, no sé como tomarme eso de que me hayas llamado rubiaca.


Charpaaaaaaaaaaaaaaaaante