jueves, 12 de noviembre de 2009

Irse al carajo

He aprendido una cosa y quiero compartirla, ebrios patanes del jurado, con vosotros. Es el significado de la palabra "carajo". El carajo era la parte más elevada del palo mayor en los barcos de vela antiguos. Se mandaba al carajo al marinero, generalmente, como castigo por una mala acción, si bien el algunas ocasiones se tenía que colocar allí por razones de vigilancia o mantenimiento. Así, la frase "vete al carajo" equivalía a un castigo literal.

Por estar tan alto y ser un lugar donde el que se colocaba sufría especialemnte los movimientos del barco, los que subían al carajo volvían mareados y despistados. Es por esto que se decía que venían "carajotes".

Al tratarse de un componene de un mástil, la analogía con el pene era obvia.

3 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

Varias conclusiones puedo obtener de su interesante post:


1. Por fin muchos entenderán, con lo aquí explicado, aquello que dijo rodrigo de triana: "pero mi capitán, si sólo somos 30"
2. Existe una paradoja, "vete al carajo" es despectivo, "va del carajo" es positivo, y son mismo verbo y sustantivo, curioso.
3. Ves penes por todas partes, aunque qué voy a decir yo, que vivo frente a uno de más de 100 metros llamado alamillo.

Anónimo dijo...

q chulo, no tenía ni idea de esto y no es raro q se use en cádiz, q es marítima, y no en córdoba, por ejemplo, aunque haya llegado a otros sitios sin costa...

interesante observación, la de migue: vete al carajo y va del carajo jeej

maribel

maribel dijo...

x no hablar del chiste del capitán.... me acuerdo de cierta vez en sevilla jajaja