miércoles, 16 de diciembre de 2009

¡ESPARTANOS! ¡NO COMÁIS!

No me imagino a Leónidas diciéndole a sus queridos soldados que no coman, diciéndole a Xerxes "como intentéis invadirnos comemos sólo agua y azúcar".



No entro en si la causa es o no justa, ni en quién tiene razón. Sí entro en que cuando se negocia no se ha de poner ningún arma encima de la mesa, ni apuntando a los que opinan distinto, ni apuntándote a ti mismo. Sí entro en el asco que me está dando como se está usando a una persona con la ligera sospecha de que más de uno afín a la causa está deseando que haya una nueva mártir.

6 comentarios:

Latorre dijo...

Sospecho que te refieres al caso de Aminetu Haidar, la saharaui que está en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote.

MIGUELÓN dijo...

Pues atríncame el cipote.

Ghandi comenzó una mala moda.

Latorre dijo...

Lo malo de esta señora es que ahora está en un callejón sin salida. En estos momentos, para su causa, vale más muerta que viva.

En cualquier caso, no es un problema de España.

MIGUELÓN dijo...

Echarán la culpa de todo a España, están haciendo un marketing brutal la gentuza que le dice "ánimo" en lugar de darle un bocadillo.

Latorre dijo...

En serio, mis respetos para esta señora. Su lucha me parece digna, lo del pueblo saharaui me parece una vergüenza, la actitud de España hace 30 años también pura vergoña...

Pero el problema es puramente marroquí. Cierto que la ONU tendría que intervenir, y que la misión del Sáhara es una patraña... A ver si el Polisario se nos anima y se llevan a Barroso con ellos.

DraGoNBaBy dijo...

yo creo que sí que come a escondidas, en el cuartito ese que se mete y no entra ninguna cámara...fijo que le dan bocadillos de queso y tortilla de patatas, que no lleva nada de jamón...