lunes, 15 de marzo de 2010

Nuestro líder


Como Venezuela, nosotros tenemos un jefe de Estado que parece que se va a eternizar en el poder y que da mensajes que todo el mundo tiene que televisar. Eso sí, el venezolano ha ganado todas las elecciones a las que se ha presentado (con observadores internacionales que han refrendado la validez de los comicios) y el nuestro es el sucesor de un gallego con mala leche.

Pero lo importante es que nuestro rey (en la foto) sigue teniendo recursos irónicos para todo. Si os fijáis, en el cartel situado detrás del monarca -que tropezó en la inauguración de la nueva terminal del aeropuerto de Málaga- pone "acortamos distancias". Supongo que quería acortar la distancia que lo separaba del suelo (robo este chiste de la web de Público).


14 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

A mí el rey me cae bien, si saliese en el club de la comedia escucharía sus chistes, si fuera un personaje de muchachada nui, como "el rey del tó" o "enjuto reyjajuto" no me lo perdería.

Como figura que está por encima mía por ser hijo de alguien me molesta, pero no me quita el sueño.

El venezolano es una persona indigna de presidir un país o de representar a nadie que no sea un macaco, pero si le han votado es porque es el presidente que sus ciudadanos se merece.

Por suerte, nuestro rey, no es más que una cuchara, ni pincha ni corta, y sirve, para, como hoy, protagonizar la anécdota graciosa del día.

Latorre dijo...

A mí me cae bastante gordo, me parece un monguer del to. Me da vergüenza que nos represente. ¿Qué hacía el otro día en el circuito de Bahrein?

a ver si hacen un ERE de Borbones y lo largan de una vez.

TiNePaS dijo...

No puedes... pasar ya no es lo que era.

¿Dónde esta ese charpa con sus grandes comentarios?¿Y el Juanillo?

No puedes... pasar... no te reconozco.

Fuerza y Honor

Anónimo dijo...

Hoy he descubierto este blog... qué bueno!!

Un besico granaíno para el compañero de penurias en una residencia estudiantil de cuyo nombre no quiero acordarme.

Seguiré de cerca tus cosillas ya que "se puede pasar"

Latorre dijo...

Gracias guapa!

MIGUELÓN dijo...

Señor Tinepas, dé usted ejemplo y comente algo.

Latorre, de nada moreno ;)

DraGoNBaBy dijo...

no se puede comparar al rey de un país democrático con un "presidente-dictador" que quiere quitar las elecciones para quedarse ahí perenne...

Latorre dijo...

¿?¿? Lo que comparo es que, con más inri, si España es un país democrático debería existir la posibilidad de elegir al Jefe del Estado cuyo sucesor, por cierto, ha sido designado pretiriendo las normas básicas de igualdad. Claro que igual nos vendría peor que reinara la infanta Elena...

Y Chávez no quiere quitar las elecciones, lo que quiere, como están haciendo todos los presidentes en América del Sur, es eliminar la cláusula que limita su mandato.

MIGUELÓN dijo...

Lo mejor que le puede pasar a la rapublica de españa es que la infanta Elena sea nuestra proxima monarca.

DraGoNBaBy dijo...

pues si os gusta chávez, y nos os gusta el rey, irse allí a vivir! jajaja

Latorre dijo...

Me gusta más Ivonne Reyes que Letizia Ortiz.

MIGUELÓN dijo...

Yo prefiero al rey antes que a chavez porque el rey no tiene poder alguno.

Y, como he manifestado muchas veces, ni Ivonne ni Letizia, la única reina es Freddie Mercury.

Manuel Álvarez Bardera dijo...

Señor Latorre, como siempre sus entradas en este blog son infinitamente apreciadas, en este caso, me alegra que siga la actualidad de Málaga y su provincia aunque sea a causa del rey. Visteis la portada de SUR de ese día? Respecto a la polémica sobre si mejor el rey o chaves, la veo estéril en este momento de crisis profunda. Creo que sin reyes el Estado se ahorraría mucho dinero y que esta figura, a día de hoy, ya no es necesaria, aunque tampoco se puede obviar la popularidad de su hijo Felipe VIII y que la Casa Real juega un papel importante en sitios a los que ZP o Aznar no pueden llegar. Perdón por la largueza del comentario. Abrazos para todos.

Latorre dijo...

Hombre, es innegable que el rey se ha convertido en un embajador de lujo de España. Pero también es un corrupto, y tiene una fortuna amasada a base de aprovecharse de esa condición de representante de un estado.

Es un chanchullero. Y mató a su hermano. Y seguro que le huelen los pies.