martes, 13 de julio de 2010

Bendita ceguera

2 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

La ignorancia es prima hermana de la felicidad

Inma dijo...

jajaja, me recuerda al anuncio del niño k se compra el coche y como no puede conducir se entretiene abriendolo y cerrandolo,jajaja.