viernes, 27 de julio de 2007

El año sin verano


Pues sí, carapochas. Hubo un año en el que no hubo verano. Fue en 1816, un año de mierda en el que de la primavera se pasó al otoño.

¿Cómo fue posile esto? Por la erupción del volcán Tambora, en Indonesia. El hijoputa del volcán entró en erupción el 11 de abril de 1815. Fue de una violencia increíble, que hizo volar la mitad del volcán (que antes medía 4.300 metros y se quedó en 2.800) y provocó aue durante dos días no se viera el sol en uena parte de las islas indonesias.

El caso es que generó una nube tóxica de narices, que se desplazó y expandió por todo el mundo merced a una cosa llamada viento. Bueno pues, para colmo de males, las partículas de cosas malas que contienen los piroclastos estuvieron en suspensión durante casi año y medio, lo que afectó al clima de todo el planeta.

Eso provocó una bajada generalizada de temperaturas en 1816, un año después de la explosión, con un verano muy lluvioso y con unas tempraturas que descendieron en torno a cinco grados, amén de unas tempranas puesas de sol. Las cosechas se arruinaron y hubo hambrunas por Europa. Se estima que la explosión del Tambora equivaldría a 3.000 bombas como las de Hiroshima.

Pues hala, a sentir miedo.

2 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

¿y cuántas bombas de hirochima son el arsenal nuclear de George Bush?

A sentir miedo...

caba dijo...

y que mas da que no hubiera verano??? pues mejor si en verano solo se suda y se trabaja. yo prefiero el invierno y mis clases que el verano...que si que esta muy bien descansar cuando se descansa porque yo en invierno estudio y en verano curro asique por mi que NUNCA HUBIERA VERANO SIEMPRE INVIERNO SIEMRPE FRIO. que agustito.