lunes, 3 de diciembre de 2007

A mi año le faltan días


He robado, burdamente, con alevosía y sin citar a la fuente, de Saber Curioso.

La información se refiere al año Gregoriano.

Antes (cuando hablo de antes digo del año 45 antes de Vuestro Señor Jesucristo -ahora llamado Alfredo Landa- hasta 1582) existía el llamado Año Juliano -absténgase de rimar–, que duraba 365,25 días. Pero llegó Gregorio XIII (El Gafa para los amigos) y dijo que nanai, que el año duraba exactamente 365,242189 días o, lo que es lo mismo, 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,16 segundos.

Para deshacer el entuerto, ese año se suprimieron diez días de un plumazo: al jueves 4 de octubre de 1582 le siguió el viernes 15 de octubre de 1582. (Sólo hay 10 días menos, ya que el desfase que se tuvo en cuenta empezó a contar desde el Concilio de Nicea, en el siglo IV) Ese año es conocido como año corrector, y sólo tuvo 355 días.

En ese año, en ese lapso, falleció Santa Teresa de Jesús. Falleció el 4 de octubre, por lo que fue enterrada el 15, es decir, al día siguiente.

En Inglaterra, este calendario no se adoptó hasta el año 1752. Se dice que William Shakespeare y Cervantes murieron el mismo día. Exactamente no sería así. Ambos fallecieron el 23 de abril, pero uno según el calendario juliano y el otro según el gregoriano, por lo que once días separan ambos óbitos.

Technorati Tags:,
Generated By Technorati Tag Generator

2 comentarios:

MIGUELÓN dijo...

Cuando estudié esto en astrología se me planteó una pregunta: hasta 1752, viajar de Inglaterra a España, ¿era viajar en el tiempo?

Y Don Alfredo, ¿qué opina de esto? Aunque sabemos que Él es atemporal.

Pau Freire dijo...

Yo creo que eso lo podríamos conseguir hoy dia viajando a Velocidad Absurda durante una ventana temporal tal, que comprenda los episodios correlativos del 2 al 4 de Topacio.