viernes, 30 de mayo de 2008

Latorre del homenaje manzanesco


Este blog podría se llamado pornográfico por la cantidad de lascivos homenajes que presta. Miguel y Andrés son dos vasallos y, entre los muchos señores a los que rinden servicio, está el gran Juan Tamariz

El grande entre los grandes hubiese sido quemado por hereje hace tres siglos. Ahora, no podemos más que admirar cómo toca su invisible violín, que da sonatas de fantasía. Los siguientes vídeos no tienen mucha calidad, pero merece la pena estar atentos. Corresponden al espectáculo El número de París, con el que ganó el Premio Mundial de Cartomagia en 1973. Subid el volumen.



1 comentario:

MIGUELÓN dijo...

Juan Támariz hizo entender a Dios que la magia existe