lunes, 16 de junio de 2008

Locos


Insistiré en que una de las actitudes más grandes dentro de la historia de la poesía en la de Arthur Rimbaud. Un chico francés que, a pesar de ser considerado una de las figuras cumbre de la poesía moderna, dejó de escribir a los 21 años. "¡Ya no sé hablar!", relató.

Supo retirarse a tiempo. Después de dejar la poesía se dedicó a vivir con negocios de mala procedencia y no llegó a cumplir 40 años. Quizá muchos deberíamos hacer lo mismo.

1 comentario:

MIGUELÓN dijo...

Lo mismo debió hacer Ivan Campo, y no irse del MAllorca al madrid.