martes, 8 de diciembre de 2009

Llave Allen

Lo bueno de los pecados capitales es que nos proporcionan una gran creatividad. Si no fuera por la gula, ¿qué sería de los humorismos de Arguiñano?

Por eso, por pura envidia, redacté esta falsa entrevista hace un par de meses. No llega a los niveles de, pero ahí os la dejo...


"En el cine lo fundamental es sorprender al lector y cubrir a la protagonista"

Después de su última película, 'Si la cosa funciona', el director Woody Allen ha vuelto a su casa del Mentidero para pasar una temporada de descanso. En una entrevista concedida para Letras y Palomitas, nos descubre cuál es su próximo proyecto: 'Dionisíaco cazón', en el que nos muestra la vida de una tapa de adobo existencialista que sale con una pijota mucho más joven que él y que le plantea dudas sobre su relación con el resto de la comunidad artísticopesquera.

-Bonito piso Woody.

-Gracias, me tocó en el último sorteo para jóvenes de Procasa. La izquierda antisemita me acusó de fraude, sospecho que por rencores de clase.

-En su próxima película, Dionisíaco cazón, relata la historia de una tapa de pescado judía que vive encerrada en su pequeño apartamento de Manhattan parapetado en sus miedos y neuras. ¿Por qué una temática tan distinta a toda su filmografía anterior?

-Bueno, había hecho películas de treintañeros judíos neuróticos, de cuarentones judíos neuróticos, de cincuentones judíos neuróticos y de oligofrénicos hebreos judíos neuróticos. Pero nunca sobre un cazón judío neurótico. A veces hay que sorprender al espectador. Eso y cubrir a la protagonista, pero no quiero hablar de eso porque la pijota protagonista fue el almuerzo de mi ex mujer.

-¿Podría adelantarnos algo más de la trama?

-La película no será en color, sino en banco (de pesca) y negro. Al principio sonará una pieza musical del cien clásico y mostrará la infancia del cazón, introvertido delgado y con gafas. Él no encaja con el resto de fritura gaditana, a la que desprecia desde que su primera mujer, una empanadilla bisexual que admira el cartucho del 68, le abandonó por un choco de Brooklyn. Se encierra en una telera de autocomplacencia, rodeada de manías y pimientos fritos.

-Y ahí es donde aparece la protagonista, la joven pijota rubia ingenua que le hace replantearse su vida, supongo.

-Siguiendo la tendencia de sorprender al público, he optado porque el maduro protagonista tenga un escarceo de amor con una espectacular jovencita. Vi trabajar a la pijota en el freidor de la plaza de Las Flores y no me pude resistir. Le propuse el papel y aceptó. Le va genial, complementa perfectamente al cazón, aunque al principio la relación es, como diría, espinosa.

-Vaya chiste predecible, ¿no?

-Es para sorprender al público. Finalmente el cazón se encuentra mal con la relación, porque cree que la pijiota debe seguir en el estero y conocer nuevas cosas y porque se cruza en su camino la madura, aunque atractiva, pescadilla que amó en la universidad y que intelectualmente siempre le pareció desconcertante. Finalmente, pese a que al principio odiaba a la pescadilla -interpretada por un reconvertido R2D2- su estimulante feminismo independiente le cautiva. La pijota lo pasa mal, pero conoce a un joven salmón contraculturalista que estudia en Yale y que es católico.

-Vaya, ¿habrá algún tipo de referencia a obras existencialistas del siglo XX en esta película?

- No voy a desvelar aquí todo, quiero sorprender. Pero le tengo que dejar, tengo otro proyecto después de 'Dionisíaco Cazón' y empiezo a rodar mañana.

3 comentarios:

Gaby dijo...

Mejor que si el mismo Allen te la hubiera concedido de verdad...excelente idea!

Latorre dijo...

Gracias, eso retrasará un poco más la orden de alejamiento.

MIGUELÓN dijo...

Vi "Dionisíaco Cazón", pero me gustó mucho más "Annie Fish".

Allen es al cine lo que jarabe de palo a la música, con la diferencia de que Allen hace bien su trabajo(a veces) y se tira a sus actrices e hija.

Bueno, quizás Pau Donés también se tire a sus letras e instrumentos, hay gente pa tó.